Johnny Depp, acusado de agredir a un miembro del equipo de su última película

Los problemas legales de Johnny Depp no hacen más que complicarse. A la batalla que mantiene con su antigua firma de contadores, a quienes culpa de dilapidar su fortuna y realizar inversiones cuestionables sin su autorización al mismo tiempo que ellos le acusan de ser “un cliente terrible que jamás respondía a sus correos electrónicos”, se suma ahora una nueva demanda interpuesta por un miembro del equipo de su última película: ‘City of Lies’.

Gregg ‘Rocky’ Brooks, uno de los encargados de localizaciones del filme, afirma que en abril de 2017 la estrella de Hollywood le golpeó dos veces en las costillas de “manera violenta y maliciosa” antes de ofrecerle cien mil dólares a cambio de que él le propinara un puñetazo en el rostro. El incidente habría tenido lugar después de que Brooks informara al actor de que el rodaje de ese día concluiría tras la siguiente toma siguiendo las órdenes del director, Brad Furman, una información ante la que Johnny Depp habría reaccionado de forma violenta, insultándole y recurriendo después a la violencia física.

El hombre asegura que el comportamiento del artista contribuyó a crear un ambiente de trabajo “hostil, tóxico y en el que se producían todo tipo de abusos”. Según su versión de los hechos, poco después de su encontronazo con Depp, fue despedido tras negarse a firmar un acuerdo según el cual renunciaría a su derecho a presentar una demanda por lo sucedido.

Autor entrada: Juan Carlos Jimenez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *